Centro histórico de Veracruz, con arquitectura española y francesa

Danytza Flores.


Veracruz, Ver.- La ciudad de Veracruz es una amalgama de culturas con más de 500 años de historia, que es tangible y visible hasta nuestros días gracias a la belleza arquitectónica del Centro Histórico que domina el paisaje urbano del primer cuadro.
Miguel Salvador, escritor y cronista con una amplia trayectoria en el estudio de la historia de Veracruz, destaca que todavía hoy en día pueden encontrarse edificios que fueron construidos en la época de la colonia española, algunos en perfecto uso y otros que requieren restauración, pero que siguen en pie y son una imagen que muestra lo majestuoso de las construcciones de la época.
Entre los edificios antiguos construidos en el siglo XVII y cuyos muros fueron levantados con piedra de foral se encuentran la Casa Museo Salvador Díaz Mirón, el exconvento Betlemita, el exconvento de los Jesuitas, el ex convento de los dominicos y la catedral de Nuestra Señora de la Asunción, los cuales son emblemáticos y de los más antiguos.
Para la construcción de dichos edificios el material de construcción fue extraído del arrecife de la Gallega, pues en aquel entonces no existía material a la mano y tampoco había interés por la conservación ambiental.
Miguel Salvador detalla que a principios del siglo XIX el esquema de construcción en la ciudad tuvo un cambio drástico, con la llegada de la época moderna, marcada por la ampliación del puerto de Veracruz y las obras que ordenó el expresidente Porfirio Díaz al inglés Pearson.
En aquel entonces se construyeron grandes inmuebles con arquitectura afrancesada, que son visibles hoy en día en la avenida Independencia o en los alrededores, muestra del gusto del expresidente.
En aquella época también llegaron a la ciudad de Veracruz las tejas marsellesas desde Francia para edificar los techos de las casas, que son visibles todavía en sitios tan representativos como el barrio de la Huaca u otras construcciones del centro.
Sin embargo, la arquitectura siguió desarrollándose en la ciudad y agregando otros estilos, a mediados del siglo pasado, se tuvo gran presencia del estilo Art de co de los años 60, que se puede ver en varios edificios del centro.
En la colonia Flores Magón, ubicada aún en la zona centro de la ciudad, si las personas son observadoras, afirma Miguel Salvador, pueden encontrarse casas con arquitectura californiana, que fue un estilo que predominó en las inmediaciones de la línea de costa.
Otro tipo de arquitectura puede verse en el teatro de la Reforma, con un estilo soviético, que sufrió algunos cambios en 1992, pero que conserva gran parte de sus elementos.
Sin embargo, también se encuentran edificios de la época contemporánea que en su momento rompieron con el esquema de la arquitectura del Centro Histórico, pero que a su manera han aportado para esa gran variedad de arquitecturas que existen en la ciudad.