Este año trae menos lluvia y será más prolongado en el estiaje: Sader


Danytza Flores.


Boca del Río, Ver.- Para el presente año se pronóstica una sequía más intensa en gran parte del país y con lluvias con menor intensidad que las de otros años, dijo Sol Ortiz García, dirección general de Políticas Prospección de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).
La especialista indica que lo anterior derivado de los efectos del cambio climático que han afectado a nivel global.
Si bien aclara que cada región del país tiene sus particularidades, menciona que este año predominará el fenómeno denominado “La Niña”, que trae menos lluvia y al mismo tiempo un tiempo más prolongado en el estiaje.
“Lo que estamos viendo es que vienen las precipitaciones con una tendencia menor al año anterior, la sequía se visualiza, no generalizado pero sí en muchas regiones que se va a mantener todavía durante este año, es un año que se prevé con efecto de la Niña”, describe.
En ese sentido, menciona que es necesario que los productores atiendan las recomendaciones para mitigar las afectaciones que propicien estos cambios climáticos, con nuevos sistemas de producción y el uso eficiente de los recursos que tienen a la mano.
Indica que por parte del gobierno federal se ha trabajado de la mano de los productores para buscar la reducción de la huella hídrica en la producción, con la finalidad de tener un uso eficiente del agua.
Del mismo modo, indica que se busca conservar la calidad de los suelos, ya que la sobreexplotación puede propiciar que estos dejen de ser propicios para la siembra. Otras de las medidas tienen que ver con la conservación de las áreas naturales y boscosas, que sirven como grandes productoras de agua.
Asimismo, indica que en la conservación de la tierra tienen que ver el manejo correcto de los fertilizantes, ya que anteriormente no existía el uso adecuado y no habla preocupaciones sobre el daño que podía causar. La transición ahora, agrega, es a los fertilizantes orgánicos, que mantengan la riqueza natural de la tierra.
Sobre la situación del país, indica que es más grave en estados de la región norte, en donde el agua es más limitada que estados del sur; sin embargo, comenta que se busca que en esta región se puedan aplicar buenas prácticas que permitan reducir la huella hídrica.
“Lo que estamos viendo en algunas regiones del norte del país, particularmente en Tamaulipas, es que donde habla sistemas de riego ya se está convirtiendo en sistemas de temporal porque las presas ya no están abasteciendo, esto no es generalizado, pero se tiene que trabajar en mejorar los sistemas de riego”.