Pese a riesgos los migrantes salen en buscan del sueño americano.

Danytza Flores .

Veracruz, Ver.-Pese a la tragedia ocurrida en Texas, donde 51 migrantes fallecieron asfixiadas y sofocadas por el calor tras ser abandonadas en un tráiler de un camión, el obispo de Veracruz, Carlos Briseño Arch, asegura que no ha inhibido el interés de indocumentados por llegar a EU.

Muestra de ello son las constantes solicitudes de apoyo de migrantes en Casa Santa Ana de Boca del Río y el Albergue Decanal Guadalupano en Tierra Blanca.
“Son oleadas, a veces me han pasado los informes, y a veces en semanas llegan 100, 200 o hasta 500, hay épocas donde vienen muchos, otras donde vienen poco pero siempre están constantemente viniendo migrantes. No dejan de pasar por la casa de atención a migrantes”, dice el prelado.

Briseño , dice que la tragedia de Texas puede servir de reflexión para quienes tienen la intención de buscar el sueño americano de manera ilegal, por los riesgos que corren tanto ellos como sus familias.

Cada vez es más peligrosos, están expuestos a ser utilizados para la venta de órganos, abuso sexual en las mujeres, secuestros, maltrato hasta accidentes fatales.

Pese a ello, el ministro de la iglesia católica, también lanza un exhorto a la población veracruzana a no dejar de ayudar a los migrantes, pues la odisea por la que pasan la mayoría es de sufrimiento.

Carlos Briseño, menciona en ese sentido que el mensaje de esta misa dominical en la Catedral de Veracruz, fue la hospitalidad con el prójimo, que ha sido una de las características del pueblo mexicano.

Deja un comentario