Print this page

Acusa líder disidente contubernio entre Pascual Lagunes y Cándido Canseco

Rate this item
(0 votes)

enrique ruiz

Danytza Flores.

 

Veracruz, Ver.- Ni Pascual Lagunes ni Cándido Canseco vale la pena que tomen posesión de la Secretaría General del Sindicato Nacional “Unidad y Progreso” de la empresa Tenaris Tamsa.

El dirigente de la disidencia "Democracia con Transparencia Obrera", Enrique Ruiz Saavedra, acusó que ambos son lo mismo y no representan el cambio que necesitan los trabajadores.

Destacó el contubernio existente entre Pascual Lagunes y Cándido Canseco, ya que en las dos últimas revisiones de contrato y prestaciones, tanto uno como el otro, han formado parte de éstas, situación que no pasó desapercibida por la base trabajadora.

El líder disidente manifestó que en la empresa son alrededor de 3 mil 500 trabajadores, que exigen un verdadero cambio, pues por más de 25 años ambos han manejado el dinero de los trabajadores a conveniencia propia.

Insistió en la necesidad de dar pie a la instalación de un Comité Interino conformado por los trabajadores, mientras se llevan a cabo los comicios para elegir a una nueva dirigencia sindical.

“Hay una gran diferencia con nosotros con el Grupo de Democracia con Transparencia Obrera que solo hemos buscado que los trabajadores sean representados verdaderamente y que las revisiones salariales le lleguen al trabajador que, las utilidades las tenga en su bolsa y que no llegue a la bolsa de Pascual ni de Cándido como ha sucedido anteriormente”, se pronunció el entrevistado, quien dijo que lo anterior permitiría acabar con el conflicto sindical y la empresa con trascendencia mundial limpiaría su imagen.

Enrique Ruiz descartó el riesgo de que Tamsa pueda migrar a otro estado, sin embargo existe el rumor de que el propio Paolo Roca pueda arribar a Veracruz para conocer directamente la situación que se vive en la empresa.

De igual forma confirmó que la tarde del martes las actividades en la factoría quedaron normalizadas, luego del paro de labores que realizaron trabajadores para impedir el acceso a Pascual Lagunes Ochoa a la planta.

Lamentó que por hechos de este tipo haya quedado detenida la producción, generando pérdidas millonarias dentro de la planta tubera.