La sequía hará más frecuente la invasión de cuerpos de agua dulce de agua salada

Danytza Flores

Veracruz, Ver.- El director del Instituto de Investigaciones Biológicas de la Universidad Veracruzana, Eduardo Morteo Ortiz, Cuña Marina, reconoció que la Cuña Marina o Cuña Salina es uno de los fenómenos cada vez más frecuentes que afectan en ecosistemas rivereños como ríos y lagunas debido a las sequías cada vez más prolongadas.

La Cuña Marina, también conocida como Cuña Salina, es cuando los cuerpos de agua dulce se ven invadidas por agua salada del mar, la cual llega a la zona terrestre y puede afectar a especies de flora y fauna que no soporta las características de salinidad.

Si bien el especialista dice que no hay un estudio detallado de cuánto es más frecuente, se tienen estudios muy regionales en entornos que muestran que se están presentando cada vez con mayor frecuencia, debido a la sequía prolongada que afecta a diversas regiones del estado.
“Un fenómeno natural que ocurre por la intrusión de agua de mar que es más densa, en las lagunas y en los ríos, se da por las mareas comúnmente y son un proceso natural, salvo cuando los ríos o las lagunas son muy someros -poco profundos- y tienen salida al agua dulce que se forma una barrera y el agua salada suele no penetrar tanto, pero es un proceso natural que se da mucho en los estuarios y en las lagunas”, explicó.

Eduardo Morteo Ortiz indica que la invasión de agua salada en entornos de agua dulce genera afectaciones a especies en diversos sentidos, desde fallas reproductivas hasta retrasos en el crecimiento, tanto de animales como de flora.

Pero en los casos más letales, puede provocar la muerte de algunos ejemplares, si se trata de una exposición prolongada a la salinidad del agua de mar. Aunque es un fenómeno natural que siempre ha existido, afirmó que ahora es con efectos más adversos por dos razones:

La primera es por la sequía prolongada que puede dejar los ríos o lagunas sin agua dulce y sin su barrera natural que es justamente este elemento, para impedir el paso del agua salada; y en segundo lugar, por la deforestación de mangle, ya que esta especie reduce el impacto del agua salada, como un filtro natural.