Pide Saeta que les regresen parada en Paseo Ejército Mexicano


Susana Cruz.


Veracruz, Ver. El transporte público en la ruta Saeta Verde acusó un trato injusto por parte de las autoridades de transporte en Veracruz. La supresión de una parada de camión en una refresquera sobre Paseo Ejército Mexicano les causó molestia.


Francisco Rojas, representante legal de la línea de camiones urbanos Saeta Verde, acusó que existe acoso por parte de oficiales del Transporte Público ya que prohibieron de manera arbitraria a los operadores de Saeta Verde realizar ascensos y descensos en esta parada específica, mientras que otras unidades con irregularidades en su documentación sí tienen permitido detenerse en el lugar.


“Nos están prohibiendo hacer ascensos y descensos en la parada de la refresquera de manera individual. Cuando arriba una unidad del Saeta Verde, ellos hacen ademanes para negarles el derecho a hacer paradas pero cuando llegan otras que no tienen ni números económicos sí les permiten subir y bajar gente”.


Cuestionó la competencia de las autoridades para tomar estas medidas, afirmando que están mal asesoradas y carecen de conocimiento de las leyes federales. Según él, la vigilancia corresponde al Transporte del Estado, mientras que la operación está regulada por un convenio de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte desde 1995.


Ante esta situación dirigieron oficios a la Dirección de Transporte Público y a la Contraloría del Estado, llamando a la intervención del gobernador para resolver el conflicto.


“Ellos están mal asesorados, no conocen las leyes federales. Nos dicen que somos línea foránea pero nuestras tarjetas de circulación dicen que somos servicio económico y podemos usar los paraderos urbanos y suburbanos”.


Cuestionó el papel de las autoridades en la regulación del transporte público y la necesidad de un diálogo constructivo entre los operadores y el gobierno para encontrar soluciones que beneficien a todos los involucrados. Mientras tanto, los usuarios de la ruta Saeta Verde se ven afectados por la incertidumbre y la inestabilidad en el servicio de transporte.


“Es un tema de corrupción y están generando un daño patrimonial a la empresa. Estos funcionarios públicos todos los días nos persiguen y no nos dejan trabajar”.


Dijo que Saeta denunció a las rutas de Alfonso Enríquez Bousart, por considerar que no es legal que ellos sí ocupen el paradero que a Sarta le negaron.