Carece México de una población lectora de libros


 Susana Cruz.


Veracruz, Ver. México no cuenta con una población lectora de libros, pues de acuerdo a la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía en México 8 de cada 10 personas lee alguna clase de material entre libros, historietas, periódicos, páginas de internet, foros o blogs. Además 88.9 por ciento de los lectores tiene un grado de educación superior pero las estadísticas no reflejan cambio en el número de libros leídos al año por persona entre 2016 y 2022, señaló la promotora de lectura, Silvia Clemente Borbolla.
“En 2016 las personas encuestadas declararon haber leido3.8 libros al año, mientras que en 2022, el promedio fue de 3.9 por ciento, es decir, no somos una población lectora de libros sino de otras fuentes de información que no desdeño, yo también consulto internet pero se hacen muchos esfuerzos para editar libros impresos y electrónicos que deben ser apreciados por la comunidad”.
Consideró que si los docentes universitarios promueven la disciplina, se lograría una comunidad lectora y que los cuadros de profesionales que egresan sean más competentes en el ámbito laboral en el país y en el mundo.
Admitió que los contenidos localizados, que son utilitarios porque se obtiene conocimiento de un área, es importante, pero la lectura de un texto literario exige motivar el amor a la literatura, leer por gusto y no por necesidad. Implica llevar a los jóvenes a encontrar en los libros paz o emociones, así como oportunidades para pensar y reflexionar. Conocer palabras y disfrutar de ellas, visitar y comprender universos, advertir lo que le pasa a los personajes, entre otros.
“En mi caso necesité buscar estrategias diversas, aprender de los grandes promotores, adaptarme a cada grupo y sus circunstancias, respetar gustos, buscar maneras para que los libros se conviertan en ese otro mundo personal que a la larga nos hacen mejores personas, más sensibles y conscientes de nuestra circunstancia”.
Afirmó que los jóvenes no solo deben ser guiados sino tomados en cuenta pues sus opiniones son valiosas.