Crece la violencia en contra de sacerdotes en Michoacán, Puebla y Veracruz

Susana Cruz.


Veracruz, Ver. La delincuencia ataca a sacerdotes en Michoacán, Puebla y Veracruz. El integrante de la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) del Vaticano, Dominik Kustra, advirtió que la libertad religiosa se encuentra cada vez más amenazada. En los últimos dos años, la vida religiosa en México es más complicada y ha cobrado la vida de sacerdotes y miembros de la comunidad católica.
Recordó que recientemente  el obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, y dos sacerdotes más, fueron víctimas de un atraco masivo sobre la autopista 150D Acatzingo-Ciudad Mendoza, a la altura del poblado de San José Cuyachapa, de Esperanza, Puebla.
“Yo regreso de Ucrania, allá hay guerra y en dos años allá hay menos muertos que en México donde hay víctimas mortales y tantos desaparecidos. Podría tranquilamente compararse con los países en donde hay guerra. México está en la mira porque la libertad religiosa está amenazada”.
De acuerdo con el Centro Católico Multimedial, la labor altruista en México cada semana se registran entre 24 y 26 agresiones contra instancias, monumentos y templos de la iglesia católica. Al menos ocho religiosos han perdido la vida desde 2019, en estados como Baja California, Chihuahua y Tamaulipas.
En cuando a la libertad de culto, puso como ejemplo la supuesta intención que buscaría prohibir la instalación de nacimientos navideños en espacios y plazas públicas y financiados con fondos del erario. Agregó que la iglesia hace todo lo posible para que la paz reine en todo el país.
“En México está Michoacán donde hay seis diócesis y se puso en marcha el Programa por la Paz para ayudar a las víctimas y trabajar para educar a la gente en temas de respeto y paz. Es un proyecto muy profundo y conocerlo de cerca”.
Afirmó que la gente confía en los sacerdotes pero debe ponerse fin a los crímenes que se cometen contra las instituciones religiosas.