Reporta Cruz Roja saldo positivo por Semana Santa

Susana Cruz.


Veracruz, Ver. El periodo vacacional de Semana Santa en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río transcurrió sin mayores contratiempos, según el reporte presentado por la Cruz Roja local. A pesar de la alta afluencia de turistas y locales que abarrotaron playas y lugares de esparcimiento, el saldo para la institución de socorro fue positivo, con un registro mínimo de atenciones y ninguna situación grave que lamentar.
David Zebadúa Escalante, Coordinador de Socorros de la Cruz Roja, compartió los detalles de la labor realizada durante el periodo vacacional. Según sus declaraciones, las atenciones brindadas por el personal de la Cruz Roja se limitaron principalmente a curaciones, toma de signos vitales y monitoreo de personas con malestar debido a la exposición prolongada al sol. No se reportaron emergencias de gravedad que requirieran intervención inmediata por parte de las ambulancias desplegadas en las playas de Veracruz y Boca del Río.
“Las ambulancias que tuvimos en las playas de Veracruz y Boca del Río afortunadamente no tuvieron que hacer alguna intervención de emergencia, únicamente atenciones mínimas; no hubo ninguna atención grave”.
El coordinador de Socorros también reconoció que, si bien se registraron algunos accidentes viales durante el período vacacional, no hubo un aumento alarmante en comparación con otros años. Esto se atribuye en parte al constante monitoreo llevado a cabo por la Cruz Roja en la conurbación, lo que permitió una respuesta rápida y eficaz ante cualquier incidente que ocurriera fuera de las zonas de playa.
En cuanto a la seguridad en las playas, se destinaron dos ambulancias y una motocicleta para garantizar una cobertura adecuada. Además, se contó con el apoyo de guardavidas de diversas corporaciones de rescate, asegurando así un entorno seguro para los bañistas y visitantes.
El saldo blanco reportado por la Cruz Roja durante Semana Santa refleja el compromiso y la eficiencia del personal de socorro, así como la colaboración entre instituciones y voluntarios para garantizar la seguridad y el bienestar de la comunidad en momentos de alta afluencia turística.