En Veracruz y Boca del Río, las vacaciones de Semana Santa ya comenzó a sentirse

Danytza Flores.


Veracruz, Ver.- A unos días de haber comenzado las vacaciones de semana santa, en Veracruz y Boca del Río, ya se registra la llegada de visitantes en las zonas turísticas.
Por ejemplo en el paseo del malecón ya se ven familias caminando por esta zona, disfrutando de la brisa del mar y tomándose la tradicional fotografía del recuerdo así como de los lugares emblemáticos que se encuentran en la zona, como: el faro de Carranza, el monumento Conmemorativo al Centenario de la Gesta Heroica de la Defensa del Puerto de Veracruz, la zona portuaria y el tráfico de los grandes buques; además de la fachada de la fortaleza de San Juan Ulúa que a lo lejos se alcanza a ver.
En otros casos y sin importar que se trate de una larga plancha de concreto y sin contar con espacio de sombra, familias completa, parejas o grupos de amigos aprovechan para observar y comprar las tradicionales artesanías elaboradas a base de conchas, coral y otros insumos extraídos del mar
Mientras que otros aprovechan para degustar de las tradicionales nieves del malecón del emblemático lugar del “Güero Güero” o en su defecto quienes tienen mejor poder adquisitivo degustar de los alimentos y bebidas que ofrece el tradicional café La parroquia que van desde el tradicional café lechero y canilla hasta alimentos elaborados a base de productos propios de la época cuaresmal como son: el camarón y el filete de pescado.
De igual manera, en la zona se puede observar un incremento en el tráfico de tranvías con una ocupación considerable de visitantes, recorriendo y escuchando a bordo la historia de los principales puntos turísticos del Puerto de Veracruz.
En tanto villa del mar ya se puede notar una afluencia moderada de visitantes algunos buscando el Aquarium de Veracruz y otros buscando recrearse en la zona de playas.
En este lugar se pueden observar familias completas disfrutando de momentos inolvidables a pesar del intenso calor que se siente y que muchas de estos turistas han venido en busca del clima diferente de sus lugares de origen.
Por su parte, comerciantes informales ya comenzaron a verse beneficiados ligeramente por la llegada de bañistas a la zona de playas, donde se puede encontrar la venta de fruta picada, inflables, volovanes, cocos hasta ropa y trajes de baño.
Una escena colorida y animada refleja la alegría y el espíritu festivo de la temporada en diferentes puntos de la zona conurbada, sin embargo es de señalar que será a partir de este jueves santo al domingo de resurrección cuando se espera que llegue el grueso del turismo en esta región.
Cabe recordar que prestadores de servicios turísticos prevén alcanzar una ocupación hotelera del 75 por ciento para estas vacaciones de Semana Santa, pero con picos mayores en los dos fines de semana.