Buscan mujeres empleos con flexibilidad de horario

Susana Cruz.


Veracruz, Ver. En México el 85 por ciento de las mujeres desea un empleo formal que les brinde la flexibilidad de horario necesaria para equilibrar su vida personal y laboral pero además 40 por ciento no cree que sus jefes reconozcan sus habilidades o potencial, de acuerdo al informe “Tendencias laborales para 2024. La Era de la Adaptabilidad” de ManpowerGroup.
Mónica Flores, presidente de ManpowerGroup para Latinoamérica, dijo que es urgente eliminar sesgos y barreras estructurales como la sobrecarga de trabajo doméstico que obstaculizan la integración de las mujeres en el ámbito laboral formal.
De acuerdo a los resultados solo 7 por ciento de las mujeres busca trabajar de forma presencial, 8 por ciento desea encontrar un trabajo totalmente a distancia, y 85 por ciento desea un empleo formal que les brinde la flexibilidad de horario.
“La sobrecarga de trabajo impide también a las mujeres que dediquen tiempo a capacitarse, o estudiar. No alcanzan las horas del día para aprender lo que se necesita para el trabajo”.
Se encontró que la sobrecarga de trabajo doméstico es uno de los factores que conduce a las mujeres a buscar esquemas de trabajo flexibles dentro de la formalidad o en el peor de los casos realizar actividades económicas informales. Es decir, tienen que trabajar menos horas o estar en puestos menos demandantes que implican sueldos más bajos o estar en la informalidad para trabajar en sus momentos libres.
“En un contexto donde la brecha de género tardará más de 100 años en cerrarse, México se ubica en la posición 110 de 146 en términos de Participación y Oportunidades Económicas, con una paridad del 60 por ciento, de acuerdo con el Foro Económico Mundial”.
 Las mujeres dedican casi el triple de tiempo que los hombres al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado. Incluso el INEGI reportó que en enero de este año, el porcentaje de hombres ocupados en la informalidad fue del 53.1% de la población ocupada, mientras porcentaje de mujeres ocupadas en la informalidad se reportó en 55.5 por ciento.
“Es imperativo poner un mayor énfasis en cambiar la dinámica de género que hasta ahora predomina en el mundo del trabajo, desde las prácticas de contratación, promoción y evaluación del desempeño, para garantizar una igualdad de oportunidades reales”.
Se detectó que el grupo de mujeres de 25 a 54 años ha iniciado nuevas carreras y abogan por mejores salarios y prestaciones. A pesar de estos avances, las mujeres no se hallan plenamente representadas en las listas de candidatos a puestos de crecimiento.