Manifestación en el Monte de Piedad por malas condiciones laborales

Susana Cruz.


Veracruz, Ver. Los trabajadores del Nacional Monte de Piedad se fueron a huelga a nivel nacional en rechazo a lo que consideran intentos de los administradores por imponer un contrato colectivo de trabajo perjudicial para los empleados. Ricardo Fernández Uscanga, líder sindical de la sección 7 del Sindicato Nacional del Monte de Piedad, acusó intentos de establecer un contrato “leonino” que favorece a los empresarios en detrimento de los trabajadores.
Fernández Uscanga expresó su decepción ante la supuesta transformación del Monte de Piedad, una institución destinada a apoyar a los sectores vulnerables del país, en una entidad que ahora privilegia intereses clasistas y empresariales. Señaló que a nivel nacional se han cerrado 18 sucursales, incluida la de Papantla en el estado de Veracruz, y que la institución ha dejado de lado su compromiso con las personas vulnerables al establecer tasas de interés más elevadas.
El dirigente sindical resaltó que el Monte de Piedad debe volver a sus raíces de apoyo a los más necesitados, ofreciendo tasas de interés más bajas, en lugar de las tasas actuales que pueden alcanzar hasta el 6 por ciento. Reconoció que el diálogo sería la mejor vía para resolver el conflicto, pero denunció que la parte patronal está recurriendo a tácticas intimidatorias a través de abogados para arrebatarles a los trabajadores sus prestaciones y conquistas laborales.
En cuanto a las disparidades salariales, Fernández Uscanga lamentó que los empleados sindicalizados ganen entre 230 y 490 pesos, mientras que los empleados de confianza perciben salarios más altos. Esta situación agrava aún más el malestar entre los trabajadores.
Para los clientes que tienen prendas empeñadas y necesitan hacer refrendos, la situación también se complica, ya que deberán esperar a que las sucursales reabran y se establezcan acuerdos con la institución.